LA VERDAD SOBRE EL CORONAVIRUS.- Parte 2: La Agenda Revelada.-

Muchas son las fuentes fiables que han revelado la verdadera Agenda detrás de la maniobra de las Élites de la PANDEMIA: CORONAVIRUS COVID-19.

Pero quizás el más revelador es el publicado por el Panfleto de Soros en España: Diario.es.

Veamos el artículo de DIARIO.ES (manejado por el esbirro mediático de Soros en España: Ignacio Escolar) de fecha 21.3.2020, que reproduciremos a continuación (CITO LITERALMENTE):

Diez claves del mundo que nos espera después del coronavirus.-

En este presente todos nos preguntamos cómo será el futuro (AGENDA) tras el coronavirus. Es evidente que con el COVID-19 comienza un nuevo orden mundial. Las grandes catástrofes y los escenarios más traumáticos suelen dar lugar a nuevos modelos sociales, económicos y geopolíticos.

“Visionarios” como Bill Gates o los muchachos de Google viven en el futuro, y de vez en cuando nos mandan un mensaje desde el más allá. En 2015, el fundador de Microsoft dio una charla donde aseguró que “no estamos listos” para la próxima crisis mundial, y aseguró que ésta no iba a deberse a una guerra sino a un virus. (Cágate lorito)

Aquí lo tenemos.

En este presente todos nos preguntamos cómo será el futuro tras el coronavirus. Es evidente que con el COVID-19 comienza un nuevo orden mundial. Las grandes catástrofes y los escenarios más traumáticos suelen dar lugar a nuevos modelos sociales, económicos y geopolíticos.

Estos son los diez principales cambios que traerá el coronavirus:

1- El libre mercado como lo conocemos ha muerto.

Países como Estados Unidos o el Reino Unido empiezan a cambiar sus políticas ante una crisis sanitaria a la que el sistema actual no es capaz de responder. Los mecanismos habituales no funcionan porque no nos enfrentamos ante una crisis normal.

Nuestro sistema se basa en la iniciativa privada y en el trabajo-recompensa. La crisis del coronavirus no solo ha dañado el tejado del sistema, sino que sus propios fundamentos han explotado. El cambio de sistema económico es, por tanto, una necesidad.

El capitalismo se verá obligado a adaptarse a esta crisis. El nuevo modelo económico deberá tener en cuenta tres factores esenciales (falsos paradigmas):

  • La salud
  • El bienestar
  • Nuestra relación con el planeta

2- La clase media es cosa del pasado.

En líneas generales iremos hacia una sociedad más igualitaria, con una pequeña clase alta que vivirá a unos niveles que el resto sólo podrán soñar.

Es posible que la renta básica universal sea una alternativa para algunos gobiernos.

En un primer momento las clases trabajadoras y los más desfavorecidos sufrirán más económicamente el impacto del coronavirus.

Sin embargo, a largo plazo la clase media (formada por un grupo muy variado) es la más vulnerable por representar un sistema de vida que ya está obsoleto.

Y ojo con invertir en ladrillo, porque el precio de la vivienda bajará. En el mundo post- coronavirus especular con la vivienda será más difícil y los alquileres desorbitados también.

3- Se reforzará el papel de los Estados.

Los Gobiernos son conscientes de que la economía en manos de corporaciones y empresas privadas no es capaz de responder a crisis sanitarias como la del COVID-19, lo que hará que volvamos a economías más intervenidas y controladas. Este escenario puede hacer que algunos países tengan la tentación de mutar hacia sistemas más autoritarios.

4- Se acelerará la robotización y la digitalización.

La robotización y digitalización es un proceso en curso que se acelerará tras el coronavirus.

La economía tiene que estar preparada para hacer frente a crisis como ésta, y el empleo de máquinas y sistemas de inteligencia artificial es a día de hoy la mejor opción. Esto abre un espacio nuevo y nuevas oportunidades de negocio para quienes se adapten a la nueva tendencia.

Pero mientras nos dirigimos a ese escenario 4.0, se multiplicarán los empleos precarios, el llamado proletariado digital.

De los gobiernos depende que esa flexibilización y desregulación del empleo se haga en condiciones justas para que las personas que hacen posible que compremos por Internet, pidamos comida a domicilio desde nuestro teléfono o solicitemos un transporte con un click no sean esclavos digitales sino trabajadores con todos los derechos.

5- El dinero en efectivo tiene los días contados.

Esto no es nuevo, pero el proceso se acelerará. Usar tarjetas es más higiénico y limita la economía sumergida. La contrapartida es la pérdida de libertad. Los pagos electrónicos harán más fácil fiscalizar nuestros gastos. Imagínese que usted es fumador y su seguro médico privado penaliza el hecho de fumar. Mentir será más difícil. Sus hábitos quedarán registrados en su hoja de gastos.

Al mismo tiempo, los gobiernos necesitarán ingresos para hacer frente a la deuda contraída para superar esta crisis sanitaria.

Nos esperan subidas de impuestos, pero también medidas creativas para aumentar la recaudación. Posiblemente veamos a medio plazo la plena legalización de la marihuana. Solo en España supondrá más de 3.000 millones de euros anuales para las arcas del Estado.

6- Empujón al teletrabajo y al comercio electrónicol.

El teletrabajo ya es una tendencia en alza en zonas como el norte de Europa.

Ya ha llegado y llegará para quedarse.

Así que esas cafeterías repletas de empleados que aprovechan la pausa del café para charlar o la saturación de los transportes públicos a primera hora serán poco a poco cosas del pasado.

Nuestro hábitos cambiarán y pasaremos a hacer más vida en casa y a interactuar mucho más a través del universo digital.

Sobre el comercio electrónico, es evidente que es un fenómeno imparable que el coronavirus va a acelerar. También veremos como la telemedicina, la realidad virtual, el voto electrónico o los estudios online pasan a formar parte de nuestra cotidianeidad.

7- Las emociones dominarán el discurso político.

El discurso emocional en la política es propio de crisis como la que ahora atravesamos. En este caso, al tratarse de una situación de que pone en riesgo nuestra salud, ese discurso se va a acentuar y mantener. Posiblemente marque la tendencia en las próximas décadas.

El político que dé la cara lo hará cada vez más recurriendo a las emociones y menos a los hechos. Esto también puede degenerar en más demagogia y manipulación.

Al mismo tiempo, la segunda línea de la política, esa en la que se toman las decisiones, estará dominada por tecnócratas, personas formadas que determinarán realmente el futuro de los gobiernos. Se acabó el político de segunda línea sin experiencia y conocimiento en el área de su departamento. Vamos a una sociedad más tecnificada y no podemos permitirnos que las decisiones las tomen personas que no están preparadas.

8- Entramos en la era del dragón.

China ha logrado dominar la narrativa del éxito en esta lucha contra un virus que viene de la propia China (falso: viene de Occidente).

Hoy los ojos de todo el mundo miran hacia el gigante asiático, que además se está permitiendo ofrecer a otros países su ayuda. China aprovecha esta crisis para blanquear su imagen y confirmar su posición hegemónica. No nos olvidemos que gran parte del mundo necesita los productos made in China para hacer frente al COVID-19 (guerra económica y narrativa contra China).

China ya no es solo el productor, China es para muchos la esperanza para superar la crisis del coronavirus, mientras Estados Unidos sigue sin reaccionar con decisión y habla del “virus chino”.

Igual que la crisis del Canal de Suez de 1956 supuso el la pérdida de protagonismo del Reino Unido en el mundo.

Posiblemente el COVID-19 rubrique el fin del dominio estadounidense y el comienzo de la era del dragón. Si además China logra desarrollar la vacuna contra el COVID-19, entonces tendrá una alfombra roja para reinar en el mundo.

9- Más multilateralismo.

Si la II Guerra Mundial dio paso al nacimiento de la ONU, el coronavirus también dará lugar a instituciones multilaterales más fuertes.

Una Organización Mundial de la Salud con más poder puede ser determinante para enfrentar crisis como la del COVID-19.

Y es posible que el coronavirus no sea la última pandemia que enfrentemos.

El futuro de la Unión Europea deberá ir por esa línea: o asume un protagonismo decidido y refuerza sus instituciones, o dejará que otras organizaciones internacionales más fuertes ocupen su lugar.

Por supuestos los pequeños nacionalismos y regionalismos tendrán que adaptarse a esta situación. Las mentalidades cavernícolas no tendrán mucho sentido en el mundo post-coronavirus.

Florecerá un nuevo patriotismo (Tipo Fascista – Totalitario) más asociado a la solidaridad y al sentimiento de comunidad, donde personajes que promueven el odio, por ejemplo buscando la separación artificial de territorios unidos por vínculos emocionales e históricos, deberían quedar fuera de juego. (fuera nacionalismos)

10- Menos globalismo económico.

Producir al otro lado del mundo la mayoría de lo que consumimos es un disparate, como ha quedado patente con la crisis del coronaviurs. Además es terriblemente antiecológico y potencia las desigualdades entre los países.

El coronavirus impulsará el transporte menos contaminante. Si hay que trasladar productos a mercados lejanos, habrá que hacerlo de una forma que tenga menos impacto para el medio ambiente.

En todo caso en el mundo post-coronavirus se reforzará el consumo de productos de proximidad y la producción nacional. También el turismo de cercanía crecerá frente a los viajes al otro lado del mundo. Los viajes en avión se reducirán y estarán más controlados.

EL “INFORME ABRIL”: LA TRAMA DEL FIN DE LA SANIDAD PÚBLICA TAL Y COMO LA CONOCÍAMOS PERPETRADO POR LA MAFIA EMPRESARIAL Y LOS GOBIERNOS CORRUPTOS DESDE HACE 20 AÑOS.-

UN SISTEMA RECHAZADO POR LA OPINIÓN PÚBLICA.., PERO APLICADO POR LOS GOBIERNOS PP / P($O)E…, DE MANERA ENCUBIERTA.-

 

El informe Abril fue un análisis en el que se juzgaba y evaluaba el sistema sanitario público español, con una serie de recomendaciones para su planificación posterior. Redactado en 1991 por una comisión presidida por Fernando Abril Martorell, apellido del que tomó su denominación. El informe estuvo terminado y presentado al ministro el 25 de julio de 1991 y fue presentado en el Congreso de los Diputados por Abril Martorell (Responsable actual de INDRA) el 25 de septiembre de 1991, siendo presidente del Gobierno Felipe González Márquez, el eterno Traidor.

En él se consideraba que existía “un cierto agotamiento del sistema sanitario”. Este informe fue muy criticado en su momento y quedó relegado aparentemente en el olvido.

Nada más lejos de la REALIDAD…

En marzo de ese mismo año se había producido el relevo en el ministro de Sanidad de Julián García Vargas, impulsor del informe, que fue sustituido por Julián García Valverde. Sin embargo muchas de las recomendaciones del mismo se han ido adoptando en la primera década del siglo XXI por el Estado y las comunidades autónomas.

abrilmartorell

abril

La reforma sanitaria que recomienda la comisión Abril en su informe, prácticamente ultimado, supone cambios radicales en el sistema de financiación de la sanidad pública. Del actual sistema mixto, Presupuestos del Estado y cuotas de la Seguridad Social, podrían desaparecer estas últimas.

Esto implicaba, según los especialistas consultados, la desaparición del Insalud como entidad gestora de la asistencia sanitaria. Ese organismo público pasaría entonces a competir en el mercado de la salud con las compañías privadas.

1991+(PSOE)+EL+INFORME+ABRIL+DEFIENDE

- Se privatiza ( externaliza ) limpieza, cocina, lavandería, ambulancias…
– Se privatiza ( externaliza ) limpieza, cocina, lavandería, ambulancias…

slide_4

slide_3R

Ibn Jaldún - El gobierno y la injusticia

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

TODOS LOS PRESIDENTES Y GOBIERNOS HAN CALLADO, CONSENTIDO, E IMPULSADO ESTA AGENDA DE PRIVATIZACIÓN Y PRECARIZACIÓN DE LA SANIDAD PÚBLICA, CON EL ÚNICO FIN DE SER DESMANTELADA, PRIVATIZADA Y ENTREGADA A LAS ÉLITES PARA SU ESPÚRIO BENEFICIO…

dd32a061358407d32eccc15394e49e1f

Los cambios que aconsejaban los expertos introducir en la gestión de la asistencia sanitaria se sustentaban todos ellos, en el “convencimiento” de que el actual sistema era ineficiente, no garantizaba totalmente la calidad de la asistencia, y la partida del presupuesto que España destinaba a Sanidad no podía aumentarse substancialmente en los próximos años.

Sobre estas coordenadas de base, los expertos consideraban que el modelo de financiación era inadecuado, tanto porque arrastraba una cifra elevada de deficit -las estimaciones oficiales la situaban en 700.000 millones de pesetas en 1991-, como porque el ciudadano no era consciente de los gastos.

“Si la financiación se realiza a través de las cuotas de la Seguridad Social, el mecanismo que se produce cuando sube el gasto es que de forma automática suben también las cuotas. Pero los usuarios de los servicios sanitarios no perciben esa subida y creemos”, señalaban, “que es necesario introducir ese factor”.

Pero los especialistas en gestión sanitaria discrepaban sobre las medidas que debían arbitrarse para ello, aunque se apuntaba que la participación directa del usuario en el coste del servicio mediante el denominado tiket moderador. Este se perfila como la solución por la que va a optar finalmente, el informe de la comisión.

HOY EN DÍA SE LE CONOCE COMO COPAGO, Y ÉSTE FUE SU ORIGEN…

Las dudas sobre la conveniencia de esa medida se vivieron también en el seno de esta Comisión Abril.-

Algunos expertos cercanos a ella señalaban en aquél entónces, que en esta se ha barajado como alternativa la denominada “factura sombra”. Consistente en que aquellas personas que requieren algún servicio sanitario, especialmente en el caso de la atención especializada que se presta en los hospitales, reciben antes de abandonar el centro un factura en la que costa el precio detallado de los servicios que ha recibido. Pero este sistema se considera poco eficaz.

Nuevo impuesto.-

Cierto es que los detractores del ticket moderador otorgan a éste el mismo calificativo, considerándole tan sólo un nuevo impuesto. Hoy en día te la han endiñado bajo el nombre o eufemismo del COPAGO SANITARIO.

“El tiket moderador- no ha actuado en ningún país que lo tiene en vigor como moderador del gasto y propicia la injusticia social.

Copago2

Sí llegase a instaurarse, actuará de hecho como un nueva tasa. Un impuesto directo sobre la sanidad”, según manifestaba Francisco Ortega, el  secretario general de Salud Pública, en una mesa redonda sobre defensa de la sanidad pública. Sería contrario, además, a las principales conclusiones de una encuesta elaborada por el especialista británico Robert Bendol por encargo de la comisión Abril.

sanidadprivadadiscriminacionpacientesaseguradodiariodeunateo2

Según este estudio, que comparaba la asistencia sanitaria de los 11 países más desarrollados, el 77% de los españoles son partidarios de una reforma de la sanidad y reclaman al gobiemo que gaste más dinero en ese capítulo, pero el 91% considera que los fondos se deben sacar de otros programas gubernamentales. Sólo un 7% es favorable a que se creen nuevos impuestos.

RRR

A la impopularidad de esa medidad había que unir las diricultades prácticas -de “cambio de caja”, señalan- que implicaría el nuevo modelo de financiación. Estas ya se vivieron hace tres años cuando el equipo de García Vargas cambió el sistema de financiación, pasando a ser mayoritaría la aportación vía presupuestos del Estados. Actualmente, las cuotas de la Seguridad Social representabann el 30% de los 2,1 billones aprobados para 1991.

Sanidad-privada

En lo que no hay disparidad de criterios, en cambio, es en la necesidad de modificar el actual sistema de conciertos.

El cambio consistiría en abonar una cantidad por cada “proceso” clínico que se atienda, en lugar de por cada día que esté ocupada la cama por los enfermos, como se hace actualmente. Altos cargos de sanidad. consideran que “el pago por estancia” es un sistema perverso.

sanidad3

sanidad-publica-sanidad-privada-privatizacion-recorte

idis1

Sanidad-Privada-Anual-Edad

arton2958-4ec01

La mala política de conciertos que ha realizado la Administración es reconocida, incluso, por responsables del Insalud, situando al borde de la quiebra a numerosas clínicas. De cara a la nueva situación, la delegación territorial del. Insalud en Madrid tenía elaborada ya una estimación de lo que costaba atender patologías tan diferentes como intervención de cataratas, varices o vesícula. Esas tarifas podrían ser aplicables en el propio Insalud si la asistencia que presta este organismo compite en el mercado de la asistencia sanitaria de modo similar a como lo hacen actualmente las compañías privadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de julio de 1991.-

ACCEDA AL INFORME COMPLETO EN ESTE LINK: CO_306 Informe Abril Sanidad

VÍDEO COMPLETO: NO DEJE DE VISIONARLO…

 

El cojonero, 26 de diciembre de 2017.-