EL CASO JULEN: VERSIÓN NO OFICIAL.-

Existe circulando una #HIPÓTESIS #PARALELA a la #OFICIAL. La Fuente procedería supuestamente de sectores cercanos a la GC. A pesar de haberse descartado ciertas informaciones iniciales, otras incógnitas siguen persistiendo, pendientes de lo que determine la instrucción del caso.

Nosotros no damos por cierta esta hipótesis; lo que sí podemos afirmar es que, otros muchos medios de “la prensa del Sistema” han tenido acceso a idéntica información. Aquí no ocultamos ninguna verdad, ni admitimos que nadie (por muy delegado del Gobierno que sea, o coronel de la Guardia Civil, nos sugiera qué debemos o no publicar); sugerencias que después se pagan debidamente con inserciones publicitarias.

 

El pasado mes de diciembre un pocero fue contratado por el primo del padre de Julen, para supuestamente realizar un pozo ¡sin permiso ni licencia de obra alguna!; con el fin de encontrar agua en su terreno.

Según afirma el primo del padre del pequeño desaparecido, el pozo se selló con una piedra de seguridad a 5 metros, pero no se hizo ninguna fotografía como es preceptivo, lo que da lugar a diferentes líneas de investigación por parte de la Guardia Civil.

El domingo, el primo del Padre de Julen le llama y le invita a comer una paella en su terreno; los investigadores de la Benemérita sospechan que -mientras las mujeres cocinaban- el padre y el tío de Julen, intentaban supuestamente introducir escombros; aprovechando que había resultado ser inservible como pozo de agua (por lo tanto, no estaría tapado tal y como señaló éste inicialmente a los agentes de la Guardia Civil (sin poder aportar ninguna fotografía de ese sellado).

La intención sería que, ya que no han encontrado agua, supuestamente aprovechar el pozo para guardar (supuestamente) material ilegal, y (en tal supuesto), supuestamente, sustancias ilegales – estupefacientes, según públicó el periódico digital La Tribuna de España. Este último supuesto quedó descartado en el análisis posterior de los escombros.

Padre y tío del pequeño desaparecido, habrían estado intentado (supuestamente) rebajar el borde del agujero para hacerlo más accesible.

Las fuentes de investigación de la Guardia Civil trabajan sobre tres únicas hipótesis de lo sucedido:

La primera hipótesis, lanzada por el periódico digital La Tribuna de España –y ya descartada– que ambos hombres estuvieran supuestamente preparando un escondite de droga, para lo cual necesitaban primero rellenarlo de escombros (porque el túnel vertical era demasiado profundo). Pretenderían rellenarlo hasta la mitad de su longitud; y con un mecanismo muy simple introducir y sacar la sustancia de su escondite.

Esto ha quedado totalmente descartado en el análisis posterior de los escombros hallados en el lugar del hallazgo.

La segunda, que hubieran intentado supuestamente rellenar el túnel vertical de escombros -con la supuesta intención de ahorrarse el dinero de un camión que tuviera que venir a desalojar los escombros de una obra ilegal- y que podría provocar que vecinos denunciaran los hechos al SEPRONA.

Y la tercera, que estuvieran intentado supuestamente rellenar de sedimientos el fondo del pozo, para poder aprovechar el agua de lluvia.

Time-lapse de la finca de Totalán. Gracias al satélite Sentinel 2 de la ESA podemos analizar lo ocurrido en el último año en la finca donde desapareció Julen en Totalán, es decir, desde enero del año 2018 hasta la fecha de hoy.

Primeramente tenemos que localizar la finca rústica que corresponde con la parcela catastral 33 y 32 del polígono 2 de Totalán. La zona se denomina Cerro de la Corona y presenta fuertes pendientes superiores al 30%. A partir del año 2018 se inician trabajos de movimientos de tierra en la parcela, según se puede ver en este time-lapse obtenido gracias al satélite Sentinel 2 de la ESA y al programa Copernicus.

Existen varias fechas claves en el último año:

-3 de junio de 2018: en medio de la pantalla aparece un punto blanco que es una carpa o nave prefabricada de unos 50 m2 de superficie. Se mantiene hasta la fecha de la desaparición.
-30 de noviembre de 2018: se produce un movimiento de tierra próximo a la edificación blanca. La superficie de la explanación es de unos 125 m2.
-19 de enero de 2019: se puede comprobar la superficie de tierra movida para la localización de Julen

30 de noviembre de 2018: se produce un movimiento de tierra próximo a la edificación blanca. La superficie de la explanación es de unos 125 m2.
-19 de enero de 2019: se puede comprobar la superficie de tierra movida para la localización de Julen

Las fuentes muy próximas a la investigación de la Guardia Civil supuestamente sospechan que el pequeño Julen se encontraba con su madre y su tía, jugando con su prima en el exterior, donde las mujeres estaban haciendo la paella.

La madre habría dicho al pequeño, que fuera a avisar al padre de que la comida ya estaba lista (y su prima se habría quedado con las mujeres).

Se trata de un pozo muy próximo a la obra y de perfecta visualización desde la casa, por lo que no parece ninguna negligencia que la mujer enviara al pequeño en búsqueda de su padre y su tío.

El pequeño Julen habría llegado hasta el pozo en búsqueda de su padre padre, pero los hombres se habrían alejado unos metros a recoger más escombros con una carretilla, y el pequeño Julen habría caído al interior del pozos al intentar mirarlo (se trata de un niño que no tiene el sentido de la precaución de un adulto).

Julen habría caído en su interior, quedándose encajonado a 71 metros de profundidad. Posteriormente se supo que el niño habría fallecido prácticamente en el acto, como consecuencia de la caída libre; como consecuencia de varios politraumatismos.

La duda está en el aire. ¿Y si los hombres habrían vuelto al lugar y sin percatarse de que Julen estaba en el interior habrían supuestamente continuado echando escombros sin saber, por supuesto, que lo que estaban haciendo era sepultar al pequeño y condenarlo supuestamente a la muerte por asfixia?. Nosotros no podemos afirmar ni desmentir esta hipótesis. Sólo la instrucción llevada a cabo por el Juzgado de Instrucción Nº 9 de Málaga, determinará lo sucedido.

Lo que sí ha quedado claro, es que el pequeño Julen podría haber muerto sólo con la caída, según el informe preliminar de la autopsia revelado por fuentes del Ministerio del Interior.

La madre, al comprobar que no regresaban a comer, se habría acercado supuestamente hasta el agujero y al llegar habría visto a los hombres que continúan echando escombros y les habría preguntado por el pequeño Julen.

Gritos, temor, el nerviosismo y la desesperación se apodera de todos…

Primero lo buscan en las inmediaciones del campo y al no encontrarlo, la madre telefonea a su puesto de trabajo para comunicar que no acudirá al día siguiente porque se encuentra enferma.

Cunde el pánico, comienzan los gritos de desesperación y unos senderistas que pasan cerca del lugar se percatan de la situación, llaman por teléfono al 112. En ningún momento, los padres efectúan dicha llamada.

Al contar la version inicialmente, padre y primo del pequeño supuestamente entrarían en contradicciones- y sus declaraciones o resultarían del todo coincidentes, lo que supuestamente despertó cierto recelo de los investigadores desde el primer momento.

Resulta también extraño para los agentes de la Guardia Civil que los padres no telefonearan de inmediato al 112; y que esta llamada no se produjera hasta que aparecieran los citados senderistas.

Para evitar más contradicciones, la familia decide no hablar en público y no complicar más las cosas de lo que están.

Cuando llega el constructor del pozo al lugar, comunica a los agentes de la Guardia Civil, que aquello no está como él lo dejó; y que falta el sello puesto tras haber realizado a la obra.

El principal impedimento para el rescate de Julen Roselló ha sido, sin duda, “inexplicable” tapón que mantenía al pequeño malagueño a 71 metros bajo tierra.

Un tapón –cuya composición no ha trascendido a la opinión pública y que investiga desde el primer día la Guardia Civil-, que se convirtió en el principal impedimento para rescatar y sacar a la superficie al niño de dos años.

Una vez rescatado Julen, el tapón será estudiado en profundidad para dirimir responsabilidades y determinar qué pasó en Totalán.

Miembros del equipo de rescate deslizaban -antes de confirmar la muerte del menor y pidiendo absoluta confidencialidad-, que la existencia del tapón era difícilmente explicable.

“Para empezar, porque no es razonable que el crío cuando cae, probablemente golpeando las paredes, provoque desprendimientos en el interior de la cavidad como para generar tanto material que luego se coloca sobre sí mismo y obtura el hueco al completo, de forma tan fuerte”.

Tal y como informaba el periodista Quico Alsedo, no se trata sólo del material en sí, sino del volumen: pese a que en los primeros días se extrajo tierra con un potente equipo de succión y se rebajó entre 30 y 60 centímetros su grosor, el tapón siguió impidiendo el acceso al niño y desconcertando tanto a los investigadores como, más importante, a los rescatadores que al principio tenían la esperanza de que el niño pudiera seguir con vida en el subsuelo -hipótesis lamentablemente menos firme conforme pasaban las horas y los días-.

    Ahora la investigación judicial abierta, será la que despeje las preguntas sin resolver que siguen sin respuesta.

 

LA NUBE RADIOACTIVA QUE AMENAZA A EUROPA y DE LA QUE NADIE HABLA.-

El Instituto francés de radioactividad y seguridad nuclear, (IRSN, por sus siglas en francés), ha afirmado mediante un comunicado que a finales de septiembre hubo una liberación de rutenio 106, un nucleido radiactivo usado comúnmente en medicina nuclear. El incidente tuvo lugar en Rusia o Kazajistán.

La nube radioactiva que se ha detectado en Europa en las últimas semanas tendría su origen en un accidente en una instalación nuclear en Rusia o Kazajistán, al sur de los montes Urales, según ha informado el ISRN en un comunicado.
La organización francesa ha informado de que el incidente tuvo lugar en la última semana de septiembre y ha descartado que se produjera en un reactor nuclear. En su lugar, aboga por un fallo ocurrido en un sitio de tratamiento de combustible nuclear o en un centro de medicina radioactiva.
Afortunadamente la nube no ha provocado ningún impacto en la salud humana o en el medio ambiente del continente europeo, tal y como ha asegurado el IRSN, sin embargo otras fuentes hablan de 250 heridos graves.
2994530
En el comunicado, no se precisa la ubicación exacta de la liberación de rutenio 106, pero según los patrones climáticos, la zona más plausible se encuentra al sur de los montes Urales, entre éstos y el río Volga, al este de Europa.
El rutenio 106 es un nucleido radiactivo usado comúnmente en medicina nuclear. Es el producto de la división de átomos en un reactor nuclear, por lo que su liberación no ocurre de forma natural.
El IRSN estima que la cantidad del material liberado fue grande, entre 100 y 300 teraBecquerel. Si el incidente hubiera ocurrido en Francia, afirma la organización, hubiera requerido la evacuación inmediata en un radio de unos kilómetros alrededor del centro de la liberación.
Tras descartar un accidente (supuestamente) en un reactor nuclear, lo que habría provocado contaminación con otros radionucleidos, la IRSN también ha descartado el colapso de un satélite con rutenio, ya que una investigación del Organismo Internacional de Energía Atómica, (OIEA) ha concluido que ningún satélite que contenga rutenio ha caído en la Tierra durante este período.
No obstante, lo más preocupante es que se negara el Hecho por completo, tal y como se hiciera con el accidente de CHERNOBYL  en su momento.
Las autoridades rusas han dicho que no están al tanto de ningún accidente en su territorio”, destaca el director del instituto de seguridad nuclear de Francia, Jean-Marc Peres.

De hecho, según reportes de medios rusos, en esa región existe un grupo instalaciones nucleares, incluida una gran planta de reprocesamiento nuclear conocida como la Asociación de Producción de Mayak.

Fue en esta zona donde tuvo lugar en 1957 la explosión de Kyshtym, considerada el tercer accidente nuclear más peligroso jamás registrado, detrás del de Fukushima y Chernóbil.

No obstante las autoridades rusas aseguraron que no tenían conocimiento de ningún accidente o fuga nuclear en alguna de sus centrales.

Una de las teorías que se ha manejado es que las liberaciones de la sustancia radioactiva podrían provenir de la entrada a la atmósfera terrestre de un satélite, pero la Agencia Internacional de Energía Atómica informó que ninguno de estos dispositivos impulsados por rutenio reingresó a la Tierra durante ese período.

Así que los expertos siguen tratando de hallar el origen de la misteriosa nube.

Los 5 mayores accidentes nucleares de la historia.-

  • Accidente de Kyshtym Daiichi (Unión Soviética, septiembre de 1957): tuvo lugar en un sitio de producción de plutonio para armas nucleares y combustible para plantas de reprocesamiento. Ocurrió en realidad en el pueblo de Ozyorsk, que pertenecía a una ciudad cerrada construida alrededor de la planta. Dado que su nombre no se encontraba en los mapas, el desastre recibió el nombre de Kyshtym, la localidad más cercana.
  • Incendio de Windscale (octubre de 1957, Reino Unido): Fue el peor accidente nuclear en la historia de Reino Unido. El núcleo de un reactor de grafito ardió durante tres días y liberó grandes cantidades de material radioactivo que se extendieron por toda Europa.
  • Accidente de Three Mile Island (marzo de 1979, Estados Unidos): ocurrió en una central de energía nuclear en Pensilvania y fue el mayor accidente en la historia industrial de Estados Unidos, aunque no dejó víctimas mortales. Ha sido uno de los más estudiados, no desde la física, sino desde la psicología: la forma en la que sus operarios tomaron decisiones erróneas sirvió de base a varias investigaciones sobre la capacidad de discernimiento del ser humano en situaciones de tensión.
  • Accidente de Chernóbil (Unión Soviética, abril de 1986): ocurrió en la central nuclear Vladímir Ilich Lenin, en la actual Ucrania) y está considerado, junto con el accidente nuclear de Fukushima I en Japón en 2011, como el más grave en la Escala Internacional de Accidentes Nucleares y uno de los mayores desastres medioambientales de la historia. Liberó 1.000 veces más radiactividad que Windscale y se cree que causó 47 muertes durante la explosión y más de 9.000 después, como resultado del cáncer por las radiaciones, según estimaciones de la Organización Mundial para la Salud.
  • Explosión de la central nuclear de Fukushima I (Japón, marzo de 2011): es el último gran accidente nuclear reportado en el mundo y se originó cuando un terremoto de magnitud 9,0 dañó cuatro de los seis reactores nucleares de la planta. Generó una poderosa fuga de material radioactivo al mar y a la atmósfera y todavía no se tienen estadísticas certeras sobre sus daños a la población y al medio ambiente.