CASO JULEN: EL FATAL E INESPERADO DESENLACE .-

Localizan el cuerpo sin vida de Julen en el pozo de Totalán

Los equipos de rescate han localizado esta madrugada el cuerpo sin vida de Julen, el niño que el pasado 13 de enero cayó a un pozo de Totalán, a 73 metros de profundidad.

“A la 1.25 horas de esta madrugada, los equipos de rescate han accedido al punto del pozo donde se buscaba a Julen y han localizado el cuerpo sin vida del pequeño.

Se ha activado la comisión judicial”, ha informado Subdelegación del Gobierno. Hasta la zona de la excavación, en el cerro de la Corona, se han acercado el delegado del Gobierno Alfonso Rodríguez Gómez de Celis y el jefe de la Guardia Civil de la zona. También se ha desplazado la policía judicial y los servicios funerarios.

La fase final del rescate comenzó este jueves alrededor de las 17.00 horas. Un túnel horizontal de apenas cuatro metros cavado a mano por el equipo de mineros, con ayuda de los especialistas en explosivos y espeleología de la Guardia Civil, encargados de realizar las cuatro microvoladuras que han sido necesarias para perforar la roca y permitir el avance en la excavación. Antes, se habían empleado seis días (desde el sábado 19 al jueves 24) en realizar el túnel vertical de -60 metros por el descendería en una cápsula el operativo para realizar el horizontal. Un trabajo en tiempo récord y sin descanso para el que, sin estas condiciones de urgencia, habrían sido necesarios meses.

Se pone fin a un operativo de rescate sin precedentes que ha tenido en vilo a toda España.

La Brigada de Salvamento Minero ha encontrado el cuerpo sin vida del pequeño a la 1.25 en el punto donde se le buscaba, después de cavar manualmente y con gran dificultad los cuatro metros que separaban el pozo donde se encontraba el menor y el túnel paralelo -de casi 60 metros de profundidad y aproximadamente un metro y medio de ancho- perforado para que pudieran entrar los mineros para llegar hasta el pequeño. El pozo en el que estaba atrapado el menor tiene unos 110 metros de profundidad y cerca de 25 centímetros de ancho. Un guardia civil es el encargado de sacar el cuerpo del pequeño de fondo del pozo, tras recibir la pertinente autorización judicial. Una comisión judicial se ha activado para proceder al levantamiento del cadáver. Los padres del menor han sido informados antes de que se hiciera pública la localización del cuerpo.

Cronología

Los trabajos de rescate se han demorado por la orografía del terreno, los materiales que lo componen -la dura roca de cuarcita ha ralentizado el avance- y las dificultades que se han encontrado los técnicos a lo largo de la perforación. Más de 300 personas han participado en el operativo de rescate, cuyos componentes llevan más de 300 horas trabajando de manera ininterrumpida. Pero los enormes esfuerzos de los equipos de rescate han resultado en vano.

El pozo y las obras son ilegales.-

Un juzgado de Málaga investiga las circunstancias en que se produjo el incidente. El juzgado de Instrucción número 9 de Málaga, en base a un informe del Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, ha encargado una serie de actuaciones tras constatar que tanto el pozo en el que cayó el niño como las obras que se realizaron en los días previos al accidente -y que provocaron que se moviese la piedra que había colocado el pocero sobre el agujero- no contaban con los permisos pertinentes.

La principal incógnita en Totalán, el “inexplicable” tapón sobre Julen.-

Su composición es estudiada por la Guardia Civil

Los mineros se introducen en el pozo para buscar a Julen

Los mineros se introducen en el pozo para buscar a Julen

El principal impedimento para el rescate de Julen Roselló es el “inexplicable” tapón que mantiene al pequeño malagueño a 71 metros bajo tierra.

Un tapón –cuya composición no ha trascendido a la opinión pública y que investiga la Guardia Civil-, que se ha convertido en el principal impedimento para rescatar y sacar a la superficie al niño de dos años.

Una vez rescatado Julen, el tapón será estudiado para dirimir responsabilidades y determinar qué pasó en Totalán.

Miembros del equipo de rescate deslizan, pidiendo absoluta confidencialidad, que la existencia del tapón es difícilmente explicable.

“Para empezar, porque no es razonable que el crío cuando cae, probablemente golpeando las paredes, provoque desprendimientos en el interior de la cavidad como para generar tanto material que luego se coloca sobre sí mismo y obtura el hueco al completo, de forma tan fuerte”, cuentan.

Tal y como informa el periodista Quico Alsedo, no se trata sólo del material en sí, sino del volumen: pese a que en los primeros días se extrajo tierra con un potente equipo de succión y se rebajó entre 30 y 60 centímetros su grosor, el tapón siguió impidiendo el acceso al niño y desconcertando tanto a los investigadores como, más importante, a los rescatadores que al principio tenían la esperanza de que el niño pudiera seguir con vida en el subsuelo -hipótesis lamentablemente menos firme después de que se ha confirmado el peor de los desenlaces posible.

La caída de Julen se investiga como una negligencia castigada con hasta 4 años de prisión.-

Desde que el Seprona de la Guardia Civil pisó Totalán comenzó la investigación penal, porque como mínimo, alguien cometió una negligencia que provocó la caída del pequeño Julen en un pozo de 100 metros de profundidad.  Es un delito de homicidio por imprudencia . La pena llegaría a los 4 años de prisión. El responsable es el pocero si no selló el pozo, o el dueño de la finca, novio de una prima de la familia. El papel juegado por la Familia en todo el suceso sigue aún en el aire. Incluso tendría responsabilidad la empresa que hizo obras ilegales para construir una casa si desplazó el sellado para hacer la zanja en la que Julen  jugaba temerariamente junto al pozo abierto. Ellos se echan la culpa. 

El culpable será responsable de pagar el coste del rescate; 23 empresas privadas y públicas que de momento lo hacen voluntariamente.  Pero solo el empleo de la maquinaria y materiales (sin gastos de personal) ya cuesta más de 600.000 €, según la estimación hecha por Guardia Civil aportada al juzgado. No incluye los daños ecológicos y tampoco está cuantificado el de las fincas aledañas a las que, como mínimo, han arrancado árboles. También la Confederación de Aguas multará  al dueño de la finca y al pocero por la ilegalidad del pozo. Un,o por no pedir permisos para la cata; y otro, por no verificar que había permisos antes de perforar. La multa estará agravada porque Julen cayó, serán 300.000 €. Por la obra ilegal para hacerse una casa, el familiar de Julen tendrá otra multa del ayuntamiento.

Así pués, quedan aún muchas incógnitas por desvelar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s